logo

La Red Ibérica de entidades transfronterizas defiende en nombre de la AECT Chaves-Verín la política de cohesión en Bruselas

24-01-2018

El presidente de la Red Ibérica de Entidades Transfronterizas, José Maria Costa y el secretario general de la RIET y del Eixo Atlántico (entidad integrada en la RIET), Xoán Vázquez Mao, se reunieron ayer en Bruselas con la comisaria europea de Política Regional, Corina Cretu, para trasladar la posición política de ambos organismos en los que participa como miembro activo la Agrupación Europea de Cooperación Territorial (AECT) Eurocidade Chaves-Verín.

El próximo presupuesto comunitario, primero post brexit, está comenzando a ser debatido en Bruselas en medio de una encarnizada batalla entre los países contrarios y favorables a mantener las políticas de cohesión.

La supervivencia de las políticas de cohesión, tal y como se le trasladó a la comisaria, no sólo es esencial para el sur de Europa y especialmente para los países que han sufrido la crisis, sino que debe constituir el eje central del proyecto de construcción europea que debe salir reforzado tanto de la crisis económica como de la salida del Reino Unido. Esta política de cohesión debe prestar una atención especial tanto a la política urbana como de cooperación transfronteriza, que han sido históricamente los dos ejes principales sobre los que se construyó la Europa de las ciudades y la Europa sin fronteras.

C4C, ciudades por la cooperación

A la reunión también asistieron los dirigentes de la Conferencia de ciudades del Arco Atlántico y Medcities, ciudades del Mediterráneo, que junto con la RIET constituyen la plataforma C4C (ciudades por la cooperación) constituida el año pasado para defender los intereses de las fronteras del sur de Europa ante las instituciones europeas.

Las redes integradas en C4C han elaborado el documento que hoy se ha entregado, al que también se ha adherido el Foro Adriático y Jónico que integra ciudades del Adriático (Italia, Eslovenia y Croacia) y del Jónico (Grecia), lo que supone que el documento representa el sentir del conjunto de ciudades de  los territorios fronterizos de todo el sur de Europa.

Este documento recoge ideas clave sobre el futuro de la cooperación territorial europea y de la cooperación transfronteriza  entre las que destacan:

-La Cooperación Territorial Europea debe seguir una estrategia común. Debe adoptarse una estrategia para la cooperación territorial europea antes de identificar los instrumentos de programación para su aplicación.

Más recursos financieros

-La cooperación territorial europea debe estar dotada de más recursos financieros que, además, deben estar  distribuidos de forma más eficaz para promover una mejor materialización de los objetivos de la Política de Cohesión. Es necesario asignar recursos al programa y no a los Estados miembros, doblar los recursos financieros asignados a la cooperación territorial, estimular el uso de adelantos (pre-financiación) para promover la participación y,  por lo menos, mantener los niveles actuales de cofinanciación.

-Promover un seguimiento estratégico y operativo de la cooperación territorial europea a nivel europeo y de cada programa, valorando el papel de las entidades creadas para la cooperación territorial europea con naturaleza jurídica y actividad permanente. En este marco, promover, por parte de la Comisión Europea,  la creación de un foro europeo de las ciudades  para la cooperación territorial europea con naturaleza jurídica y actividad permanente, que integre a las autoridades locales y sus redes, promoviendo una evaluación anual de la cooperación territorial europea en varios planos y espacios. También se plantea la  Creación de un Observatorio Europeo de Cooperación Territorial, independiente de la Comisión Europea en su funcionamiento.

-Por último, los programas de cooperación territorial europea deberán incorporar un modelo de gestión adaptado a su naturaleza supranacional, que adopte normas y procedimientos administrativos claros, objetivos, estables y publicitados adecuadamente. Definir las responsabilidades de las diferentes autoridades del programa, de acuerdo a la naturaleza supranacional de los programas de cooperación territorial europea. Evitar la duplicidad de responsabilidades, definiendo claramente el papel de los secretariados técnicos y aplicar de manera efectiva el Código de Conducta para la gobernanza multinivel, estimulando la participación de las autoridades regionales, locales y urbanas, así como de las entidades de cooperación, en la definición de los programas y sus normas.

Esta estrategia confluye con la de los gobiernos del sur de Europa que vienen manteniendo reuniones desde el año pasado, estando prevista la próxima –previsiblemente en Portugal- en el primer semestre de este año.

José Maria Costa, presidente de la RIET, manifestó que sin cohesión no hay proyecto europeo.

La comisaria de Política Regional agradeció el documento y manifestó que esta reunión  llegaba en el momento justo y que era muy importante escuchar también la voz de las ciudades.

Así mismo, Cretu destacó que España necesita ser mucho más activa. “España es un país grande y su voz no está siendo escuchada. España, Portugal, Italia y Grecia no están hablando sobre cohesión a pesar de que es una política muy importante para ellos. Deben de tomar la palabra”, indicó.

 

web engineered by hostname.pt